martes, diciembre 01, 2009

Matrimonio Gay

No sólo deberíamos poder casarnos. Deberíamos luchar por mayor igualdad en todos los ámbitos. A saber:

1-¿Por qué ellos pueden escupir mucosidad por un orificio nasal tapándose el contrario y nosotros no? ¿Por qué dejamos en algún momento de nuestra vida de luchar por adquirir esas capacidades?
2-El pellizco en un testículo que ellos hacen en público disimulado por un pequeño movimiento de mano sobre la zona abultada que a nadie engaña, nosotros sólo lo dejamos para el ámbito privado. Eso habla aún de auto exclusión.
3-Porqué relegarnos a Palermo, Colegiales y Belgrano ¿El sur qué? ¿Somos todos ricos? ¿Dónde está el proletario gay (call centers)? Armemos Kibbutts en los barrios tomados por el heterosexualismo y de a poco, sin ser notados, copemos los lugares estratégicos: Con vista a parques y cerca de supermercados.
4-Propongo, compañeros, que cerquemos los lugares que ideológicamente forman las sociedades. Seamos maestros, profesores (Aún de gimnasia), religiosos, políticos, comunicadores: Seamos quienes formen ideológicamente a sus hijos... Es verdad. Casi ya está hecho. Dará sus frutos más adelante.

Sólo es el inicio de un tratado. Un acuerdo para lograr una mayor libertad. Una sociedad que nos contenga a todos. Igualdad para todos o chupala.

1 Comments:

Blogger BRUNO said...

Wow. Excelente texto. Me dejaste pensando. Coincido totalmente. Lo de los Barrios es verdad!.
Decadencia Queer, a mis links.
Saludos!.

4:28 a. m.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home